Reglas de seguridad básicas para viajar con niños en el auto

Cuando eres padre o madre, lo más importante que existe en tu vida es el hijo que engendraste. Así que, al comprar un auto, siempre piensas en su comodidad y seguridad, ¿cierto?

La legislación actual mexicana exige ciertas normas oficiales que tienen en mente conservar la seguridad dentro del auto tomando en cuenta a los menores.

Pero hay ciertas reglas implícitas que es mejor tener en cuenta para seguir, a pesar de que no sean una ley o regla que si no acatas te amerite una multa.

Lo más importante al buscar un autoasiento para niños

El lugar donde se sientan los niños, la posición y los aditamentos correctos son la base de todo, porque de ellos depende en gran medida la protección que reciban.

Actualmente existen tecnologías que están pensadas precisamente en los más chicos de la familia, como por ejemplo, los sistemas ISOFIX y LATCH de anclaje de sillas para niños, elementos que son los más básicos en los coches actuales.

Estos complementos están hechos para sujetar correctamente los aditamentos para el acomodo de los infantes.

Todos los menores a 12 años deben usar algún tipo de artefacto (el adecuado para su edad y/o peso) para poder estar seguros.

Las Bolsas de Aire y los niños

Las bolsas de aire que integran los autos están pensadas para proteger a una persona adulta más alta de 1.50 cm o con un peso mayor a los 75 kilos, en promedio.

Las bolsas de aire en un auto, en conjunto con los cinturones de seguridad, trabajan para impedir lesiones graves en el cuerpo de quien se encuentra dentro del coche.

La manera en la que funcionan durante una colisión es impidiendo el avance de tu cuerpo hacia adelante y suavizando el impacto.

Cuando un auto choca a “x” velocidad, el auto se va deteniendo conforme se impacta, sin embargo, los objetos que se encuentran en su interior continúan con el movimiento que llevaba originalmente el coche, por lo que si esta cifra era de 50 kilómetros por hora, tu cuerpo seguirá moviéndose a esta velocidad.

El cinturón de seguridad lo que hace es ir deteniendo el cuerpo antes de que se impacte, reduciendo la velocidad y por lo tanto la fuerza con la que va a chocar. Por su parte, las bolsas de aire protegen de los objetos duros o materiales pesados con los que podrías tener contacto, evitando cortaduras u otras lesiones.

Por el contrario, cuando se trata de un menor, las bolsas de aire podrían cubrir por completo el rostro y asfixiarlo, mientras que los cinturones pueden aplicar demasiada presión y lastimarlo.

Otra reglas de seguridad

Sacar cabeza o manos del vehículo es de hecho una acción que se sanciona por ley, además de la falta de aditamentos de transporte adecuados para menores de 12 años.

También está prohibido que los niños vayan en el asiento delantero o en las piernas de los padres; se debe evitar por completo el llevarlos en brazos y que por ningún motivo que vayan de pie.

Acostúmbralos a usar el cinturón de seguridad, aunque parezca incómodo, los niños se habituarán con facilidad a la silla a pesar de estar atados.

Pasados los 12 años, si el niño ha de viajar en la parte delantera, debes desplazar hasta atrás el asiento para su mayor seguridad. Otra medida importante, más exacta que la edad, es que hasta los 1,35 metros de altura siempre deben viajar con silla.

Un niño no puede estar consciente del peligro que corre, por lo que la responsabilidad recae en el conductor independientemente si es el padre, madre u otro familiar.

Verifica siempre por el retrovisor que los niños sigan en la seguridad de su silla, que no se haya desabrochado ningún cinturón o desacomodado; recuerda que ellos son los pasajeros más vulnerables del coche.

Leave a Comment