BEBIDAS TRADICIONALES

TEQUILA

Esta bebida tan reconocida se obtiene de la fermentación con levadura y destilación de los jugos del agave azul, las cuales deben tener entre seis y diez años de maduración, después de todo el proceso, el tequila es depositado en barriles de madera. Quienes gustan de el Tequila saben que no hay nada como un buen caballito con limón y sal para celebrar, sobre todo en estas fiestas patrias.

 

MEZCAL

 

Es una bebida tradicional de Oaxaca, cuenta la leyenda que un rayo cayo sobre una planta de agave, abriendo y cociendo su centro, los nativos percibieron el aroma del néctar que emanaba y bebieron el liquido que según ellos, sus dioses les habían regalado. Así nació el mezcal, elegido como el segundo más representativo de México. Aunque esta bebida sirve también como medicina tradicional, es también uno de los imprescindibles en las fiestas mexicanas, y es que como dice el dicho “para todo mal, un buen mezcal, y para todo bien, también”.

 

Pulque

Tiene un origen prehispánico, bebida tradicional de Hidalgo y parte centro del país, fue considerado por muchos años como exclusiva de las clases bajas, también fue muy importante durante la Conquista ya que los impuestos recaudados con venta y producción fueron esenciales para la economía de la Colonia. Hoy en día vive uno de sus mejores momentos. Su elaboración empieza con la fermentación del corazón de maguey o aguamiel mediante el proceso conocido como “raspado”, el cual es realizado por un “tlachiquero”. Cuando el maguey llega a cierta edad, se le extrae el centro y se raspa para que suelte el jugo, mismo que se fermenta en 24 horas. ¡Pulque bendito, dulce tormento. ¿Que haces ahí afuera? ¡Venga pa?dentro!

 

 

Pozol

Desde la época prehispánica, los mayas-chontales, lo llamaban “pochotl”, lo consumían para quitar la sed y calmar el hambre. Esta bebida, elaborada principalmente por mujeres era un alivio para los viajeros que encontraban en el pozol todo lo necesario para resistir el calor durante su largo camino. Proveniente principalmente de los campos de Tabasco y Chiapas donde el maíz y el cacao se convirtieron en la combinación ideal para ser una bebida típica del sureste mexicano.

 

Tepache

El tepache es una bebida perteneciente a la época prehispánica del centro y sureste del país, contiene aproximadamente 1% de alcohol. En Hidalgo, la Ciudad de México y Puebla se prepara a base de frutas fermentadas. Proviene de la palabra Nahuatl “Tepatli”, que significa “bebida de maíz”, ya que originalmente esta bebida tradicional mexicana se elaboraba a base de maíz.

La elaboración del tepache requiere de cuatro días: en los dos primeros se dejan reposar trozos de pulpa y cáscara de piña en una olla de barro con clavos y canela, después se le agrega una mezcla de cebada y piloncillo, previamente hervidos, los cuales se dejan fermentar otros dos días. ¡Deliciosa y refrescante!

 

Tejuino

Vestigios arqueológicos en Jalisco han demostrado que el tejuino se ha elaborado y consumido en nuestro país desde la época prehispánica, hace aproximadamente siete mil años. Por ello, esta bebida ancestral es la más representativa del occidente mexicano. En Coahuila y Sonora se puede encontrar en puestos ambulantes y heladerías, en Jalisco se le agrega como al tequila, su sal y limón, mientras que en San Luis Potosí y Puebla contiene tuna y cascara de palo de mimbre. De un sabor agridulce y con un bajo contenido alcohólico, esta bebida espesa y con un colorido marrón que se asemeja a un atole frio, es conocido como “el manjar de los dioses huicholes”.

Leave a Comment

Scroll to Top